///

///

jueves, 9 de agosto de 2007

Sin avisar

Ya se han terminado las vacaciones.

Este año he seguido al pie de la letra el paranoico consejo de la compañía de seguridad: "no debes decir cuándo te vas de vacaciones".

Me cuesta trabajo reconocerlo pero tenían razón. No se lo he dicho a nadie y a la vuelta sigue intacto el blog.




4 comentarios:

mikto kuai dijo...

Pues el que avisa no es traidor, lo cual no quiere decir que el que no avisa es traidor, pero en realidad yo venía por aquí para decir que espero que disfrutaras de esas vacaciones ese, y que hayas vuelto con fuerzas y tiempo para escribir por estos lares. Saludos cordiales.

Ed S. dijo...

Por qué tienes anuncios de petróleo?

Por qué tienes anuncios de abogados?

Algo habrás hecho...

ese dijo...

Mikto.
Sí, el que avisa que no avisa no deja de ser traidor.
Más fuerzas que antes de las vacaciones y los mismos jaleos. Vale la pena.
Gracias por la visita. Seguro que estás pasando un buen verano.

Ed. S.
Nunca lleno el depósito cuando voy a la gasolinera.
Vivo a 20 minutos de una. Cada día me paso por ella, pongo 5 € que me sirven para llegar a la siguiente; allí echo otros cinco y continúo dirección al trabajo. A la vuelta repito la operación en sentido contrario.
Me encanta el olor de la gasolina fresca.
Si alguien ha observado esa rutina puede que le haya resultado sospechoso.
Para que no me molesten escribiré algo sobre la lealtad que mantengo desde hace años con mis abogados.

Ed S. dijo...

Tú es que tienes cara de sospechoso.

Fdo.

Esa