///

///

lunes, 20 de agosto de 2007

¡Más madera!

ESCATOLÓGICAS

El político más admirado de Patriaña, D. Mariano Rajoy, está aprovechando sus vacaciones de verano para poner en práctica alguna de las enseñanzas que su coacher personal le está transmitiendo, a fin de dar la sensación de líder y llevar a cabo los deseos truncados de su mentor D. José María Aznar. Conseguir, de una vez, mudarse al Palacio de la Moncloa.

Debido a ello está recibiendo un curso acelerado de "Historia del Ferrocarril" y aprovechando que la derecha catalana (CIU, ERC, ICV-EUiA, y PP) está aprendiendo a manipular las cifras - como pésimos matemáticos y dignos políticos que son -, ha organizado una campaña mediática, poniéndose al frente de ese conglomerado de asociaciones políticas, para sustituir el terrorismo como arma arrojadiza, que al haber sido utilizado hasta la extenuación ha perdido fuelle electoral, por el tren de vapor.

Desde aquí deseamos de todo corazón que nuestro admirado y nunca bien entendido ejemplar de la especie política siga saliendo en los informativos para ilustrarnos con sus nuevos conocimientos.

¡Visca Patrianya!


6 comentarios:

nán dijo...

Maestro de la excritura, veo un sentido revelador en lo que dice y, como el creativo publicitario que no soy, pero insuflado de patrianyerismo, le sugiero al prócer que empiece tan bonita campaña con un viaje Barcelona-Martorell en un tren rodeado de banderas y con el lema "Empecemos otra vez desde el principio y esta vez hagámoslo bien".

Lo dicho, Maestro, su escrito es como una luz facturada por la Entesa de Pinzarro.

ese dijo...

Nán

Sería un viaje precioso. Un retorno a los orígenes. Darnos una vuelta por la tercera línea de ferrocarril que se construyó en Barcelona. Allá por el año 1854 aunque no llegaría a Martorell hasta el 57. ¡Qué tiempos aquellos! Gracias a ello, Barcelona creció hacia fuera y hacia arriba. Pudo empezar a construir edificios más altos, ya que al estar amurallada hasta entonces no le era posible, y abrirse al exterior porque ya no había motivo para no "dejarse ver". Gracias a esta línea y otras como Barcelona / Mataró y Barcelona / Granollers se creó el tejido industrial de Barcelona.

E iríamos cómodamente instalados en una locomotora Sharp & Stewart de vapor. Preciosa. Todavía podemos ver una en el Museo Ferroviario de Vilanova y la Geltrú. Una de las que viajaron entre Barcelona y Martorell por aquellos días.

Uff. Empezar de nuevo... Casi mejor que se arregle todo de una vez.

El vapor es romántico pero está desfasado.

ese dijo...

Por cierto, gracias por lo de Maestro pero, aún estoy en 1º de RIE (Reprobaciones, Improperios y Estupideces).
Ya sabes, cinco años e insultos fin de carrera.

nán dijo...

joé, quería escribir Mataró, claro. Las prisas de la mañana.

Recuerda lo de quien RIE el último.

ese dijo...

Pues la de Mataró fue la primera línea de ferrocarril que se construyó en la península.

Unos poquitos años antes.

Siempre es preferible reirse de la vida que amargarse por ella.

mikto kuai dijo...

"¡Más madera! ¡esto es la guerra!"
El gran Groucho Marx