///

///

domingo, 18 de febrero de 2007

Gambas de Huelva

Si eres de los que piensas que la mejor manera de comer gambas es: o bien crudas, o cocidas. Y que aunque a la plancha, o al ajillo no dejan de ser una exquisitez, voy a contarte cuál es la mejor manera de apreciar su sabor.

Lo que hay que saber es que la mejor gamba es la llamada Gamba Blanca de Huelva.

Es gamba. No es blanca sino de color rosáceo difuminado. Y las mejores se encuentran en Huelva.

Hay gambas por todas partes. Hasta en la Mancha. Realmente allí no se han pescado, pero haberlas las hay.

Si estás en el Caribe nunca podrás comer gamba tan delicada como la que estamos describiendo. Allí es de carne ruda, resulta seca aunque la cocines bien, y tiene un sabor muy diferente.

Si estás en el Mediterráneo encontrarás buena gamba, la llamada arrocera. Es sabrosa, si la ponen de tapa al ajillo, frita, rebozada, o a la parrilla en un bar es de agradecer. Resulta, pero no es lo mismo.

Si te paseas por el Pacífico, igualmente encontrarás gamba, pero nunca será tan deliciosa como la de Huelva.

No me preguntes por qué. No voy a explicarlo. Simplemente es así. Es como las sectas religiosas. Cuestión de fe.

Y si quieres comerla como es debido tienes que haberlo hecho antes.

  • ¿Por qué?
  • Para estar seguro.

Vivas donde vivas, elige el restaurante, bar, o marisquería en el cual tengan gamba blanca de Huelva y ya la hayas probado otra vez.

Reserva una mesa si es necesario.

Pide de primero unas gambas cocidas.

Si son frescas, de Huelva, y bien hechas, degustarás uno de los placeres más deliciosos que nos da el mar.

Suavidad, delicadeza, profundidad, ningún exceso de sal, y una duda enorme:

  • ¿Qué se puede pedir después?

Es cuestión de pensar un poco, pero ésa es otra historia.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Solomillo troceado, en compañía de pimientos de Padrón!!!!!!!!

mikto kuai dijo...

Estupenda información ese, babeo sólo de pensar en unas gambas a la plancha con su sal gorda, mis preferidas, aunque tendré que probar con conocimiento de causa las cocidas con denominación de origen de Huelva.

Walter Kung Fu dijo...

Y después de chuparse los dedos, coquinas. Con ajo y aceite, claro.

ondina dijo...

Coñe,
¿Tienes comisión?
¿Las vendes tú?
¿Me invitas?