///

///

miércoles, 16 de abril de 2008

Sin recuerdos

No renegaré ahora de todo.

De lo que soy o he sido. De lo que añoro o he guardado. De lo que odio o he querido.

Tampoco afirmaré que algo de ello exista o haya ocurrido.

Ha sido tan profundo el proceso del olvido que, al modificar tantas cosas para hacerme posible la vida, puedo ser un invento mío.

Ahora, débil, sin memoria ni fuerza para olvidar que quiero conocer mis recuerdos, no sé si podré continuar la patraña.


8 comentarios:

єѕтησм dijo...

Complicada tarea la de olvidar a la fuerza.

Un abrazo,
Ondina.

ese dijo...

Bueno... una vez que lo haces se te olvida.

sofia dijo...

Hola

Soy un invento tuyo

sofia dijo...

¿qué tengo que hacer ahora?


se me ha olvidado

NáN dijo...

¿Ir a un taller?

ese dijo...

A un taller esterilizado. De guante blanco y bata a juego. Para aprender lo que siempre se olvida porque cuando se asimila pierde la gracia.

O a un laboratorio. No de ideas. De caprichos. Para crear verdades falsas.

O, aún mejor, permanece escondida a la sombra del olvido. Acechando. Como las sensaciones ya vividas.

Teclado e Mouse dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Teclado e Mouse, I hope you enjoy. The address is http://mouse-e-teclado.blogspot.com. A hug.

NáN dijo...

Si acecha, dará un salto. Esto no puede ser un olvido.