///

///

miércoles, 20 de febrero de 2008

Políticamente Porrecto

Ya no es preciso disimular. Acabó el Carnaval y debemos mostrar nuestro rostro verdadero.

Miserables, xenófobos, facinerosos, poderosos sin escrúpulos, trepas, chupadores de pollas arrugadas, secretarias deseosas de ser folladas, machistas asesinos, feministas de bigote, maricas agradecidos al armario, revolucionarios gusanos, rancios obispos, monaguillos pajilleros, maridos puteros, esposas satisfechas por el sustento, políticos ladrones, propósitos de alcaldes, intermediarios de postín, despreocupados de la política, falsos indecisos estadísticos, los yo no he sido, mileuristas que cobran el resto en negro, empresarios que gestionan la pobreza de sus empleados, señoras de... que visten pellejos con olor a naftalina, latifundistas subvencionados, primeros en la lista, agricultores que rezan al granizo para cobrar otro año la pérdida de la cosecha, explotadores de inmigrantes, intermediarios camuflados, vividores de las víctimas, cocodrilos con lágrimas de vaselina, hipócritas, mentirosos, vendedores de ilusiones con comisiones fraudulentas, defraudadores de Hacienda, traficantes que dan trabajo a todo el pueblo, honrados padres de familia recién confesados, extremistas cristianos, adoradores del cilicio, sabedores de que la culpa siempre es del otro, periodistas papistas comprados por un sueldo, tertulianos para todo, escritores que no han aprendido a leer, músicos que no quieren escuchar, pintores cegados por la vanidad, artistas de la farándula, médicos funcionarios, funcionarios que nunca servirán para nada, sindicalistas por poder faltar al trabajo, policías de gimnasio, porteros de discoteca, creativos de basura, publicistas expertos en plagios, abogados untados por la otra parte, militares sin coeficiente, jóvenes que se saben preparados para pedir a mamá Estado, creídos presumidos, meaverdes con blackberry, activistas anti-globalización que recorren el mundo con los puntos de Iberia, oenegeros por una vida de gorra, nacionalistas de izquierdas, de derechas, de centros, paletos acobardados y acomplejados, racistas, reliquias del pasado, amantes de fronteras, dueños y señores, herederos de alcurnia, mecenas de banderas, ultraderechistas nostálgicos, salva patrias, curas de cachete, monjas de pellizco, desequilibrados rencorosos, censuradores del aborto de la hija del vecino, defensores de la tortura, enemigos de una muerte digna, divorciados que se manifiestan contra el divorcio, jueces de palo, nuevos ricos, admiradores de ineptos, militantes maquillados para la claque, extorsionadores, manipuladores de la información, indolentes con las hemerotecas, reescritores de la historia, mierdas de profesión, cerdos como yo.

Ha llegado el momento de demostrar que somos mayoría.

!Votemos al Partido Popular!


7 comentarios:

NáN dijo...

Qué gran fiesta, cada dos años, que las Ponjas de Plausura salen del convento, Chamberí y el Parrio de Palamanca se llenan de sillas de ruedas como nunca, necrópilis despertada por el beso de la legión, la edad media de los viandantes sube 15 años como poco. Es lo único que, si es caso, criticarían al Paudillo, que no existiera esta fiesta Pacional para que reexistan los que no existen.

Has conseguido emocionarme, compañero.

Pedro (Glup). dijo...

Lo siento, yo no.

ese dijo...

Por lo que veo, ni NáN ni Glup, pertenecéis a la mayoría.

Tengo la sensación de que sois un poco excéntricos... o marcianos... o veis poca televisión.

De momento, al menos aquí, los dos completáis el 100 % de los votos.

Quizás, debido a mi relación de empatía simpática, me una a vosotros y tampoco lo haga.

ondina dijo...

yo tampoco! y no lo siento (como Pedro).

ese dijo...

Ondina.

¿Tendré que dejar de ser un cerdo el día del voto?

Quizás así vaya más feliz camino a la urna.

NáN dijo...

Me estás haciendo trabajar, ¡este ese!

Primero, un análisis lingüístico para llegar a la conclusión de que el PoPó es casi lo mismo que el PaPo, por eso tiene las bendiciones del PaPa.

Después, he creado una hoja Excel con todas las características de cerdo humano que incluyes, cruzándola con todos mis amigos y conocidos que han sido capaces de traspasar la barrera de mi memoria senilizada (mi mejor defensa). Todos los nombres recordados tenían su contrapartida en la lista de caracerdísticas humanas.

Si somos coherentes, arrasamos.

ese dijo...

Debido a que te estás tomando tantas molestias, te acompaño en el trabajo.

Esmerándome de forma totalmente desacostumbrada en analizar lingüísticamente un palabro, comprobé que "correcto" es una sola palabra, que cuentan viene del latín, y que significa que es conforme a las reglas.

Lamentablemente "porrecto" no viene del latín, sino del cheli imaginario. Y es la conjunción de dos palabras: "Por" y "Recto". Es una forma refinada de decir "Por culo".

Que puede que coincida a la perfección con PoPó (cursilería que se puede decir a un crío cuando se quiere hablar de asuntos escatológicos), Papo (que es otra forma de llamar a la cara y a través de algún refrán encontramos lindezas que lo relacionan: "tienes la cara como el culo") y PaPa, que al estar tan señaladamente escrito con dos mayúsculas no puede referirse a otro individuo y por ello encaja sin complicación alguna.

Lo del cruce de caracerdísticas humanas con el listado de conocidos y amigos era fácil de suponer.

Los científicos cuentan que el ADN del cerdo es muy similar al del hombre. De hecho hay estudios dirigidos a la clonación de cerdos genéticamente modificados para poder injertar sus órganos en humanos sin necesidad de la administración de medicaciones inmunodepresoras que eviten el rechazo.