///

///

sábado, 6 de octubre de 2007

El problema de la vivienda

Dado mi carácter solidario, me sumerjo en un estado de tristeza exagerado pero no por ello menos doloroso cada vez que, o leyendo en algún medio de comunicación o en un conversación con amigos, surge el problema de la vivienda.

Todos los españoles deberíamos tener una casa digna, un techo que nos cubra y protezca de las inclemencias climatológicas, un sitio donde disfrutar de los pocos momentos que tenemos después de unas largas jornadas de trabajo, un lugar de nuestra propiedad que nos haga creer que no somos unos parias, y que vivimos en una sociedad justa y desarrollada, porque en la Constitución en su Artículo 47 así lo dice:

"Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.
La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos".

Por ello, si un joven a los 18 años que ya tiene derecho a votar, o a comprarse un coche y conducirlo. ¿Por qué tiene que seguir viviendo con sus padres o malvivir incómodamente compartiendo un piso alquilado con otros como él? ¿Por qué no les regala el Estado la casa que les pertenece?

Muchas horas de insomnio me ha llevado alcanzar ese punto de inflexión necesario para darme cuenta de que sí había una solución y que ésta, como la mayoría de las cuestiones importantes de la vida, por ser tan simple se mantiene oculta.

Para evitar confusiones, sería tan fácil como enseñar en el colegio que promover no significa pagar. Así, al leer el afamado y recurrente artículo, nadie incurriría en malas interpretaciones y sabría por lo tanto que el Estado no tiene que comprar casas a nadie.

¿No queremos una sociedad liberal y capitalista? Pues seamos coherentes. Y a pagar por ello.


3 comentarios:

Ed S. dijo...

El problema es que algunos aún no saben lo que quieren... Si una sociedad liberal y capitalista o una de economía mixta.

Pedro (Glup). dijo...

Eso, Ese.

nán dijo...

¿La queremos? ¿Así, a lo bruto? Voy a pensarlo este fin de semana, que es largo. Ya (no) te diré.